NI una menos.

Justicia para Mariana.

Justicia para Mariana, es un llamado urgente a las autoridades federal, estatal y local para regular el sistema de salud en termino del servicio social. ¿Cuántas vidas se tienen que perder para que comiencen a oír?
| Salud

Hay historias que la memoria selectiva deja en el olvido.
Hoy les contaré la mía con todo respeto y solidaridad a la familia, amigos y compañeros de Mariana.

Durante el servicio social, un estudiante de medicina debe atender una comunidad como un médico ya graduado, desde consulta general hasta atención de partos, entre otras actividades como el papeleo que se reporta cada mes a la jurisdicción sanitaria.
Cómo chica precavida le pedí a mi papá me acompañará a mi comunidad antes de comenzar el servicio social, llegué y platique con la médico aún a cargo.
Lo primero que me dijo: “que bueno que vienes para ponerte al tanto”.


Me orientó de todo respecto a la clínica de salud rural, y finaliza con:
“Nada de salir a consultas a domicilio y menos de noche”.
-La pasante anterior vivió una experiencia horrible, por poco la violan, vinieron por ella para que revisara a una mujer embarazada en la noche, y de repente el tipo agarro para el monte, como pudo salto del auto, lo contó a la jurisdicción y nadie hizo nada. Prefirió perder el año y no regreso a terminar el servicio.
Con ese antecedente inicie el servicio social, 24/7.
En fin, trate de ser muy cautelosa, tener amigas en la comunidad, para de cierta manera, no estar sola toda el tiempo
No lo niego viví con miedo, de ida a la comunidad me daba raite la enfermera, pero si tenía que regresar por la tarde tenía que caminar 1km de terracería para tomar el camión en la carretera, lo bueno, quedaba a 40 minutos de casa.
En la jurisdicción sanitaria teníamos que entregar reporte de varios departamentos, salud reproductiva, epidemiología, etc.
Ahí el encargado de epidemiología, comenzó a portarse muy servicial, en fin, no le preste atención.
Nada relevante, lo tomé como un tipo agradable y no más.
Solo lo veía al entregar reporte y listo.
En un fin de semana de descanso nos pusimos de acuerdo un par de amigas y yo para ir a cenar.
Quedamos solo Mónica y yo, y de repente veo en otra mesa al epidemiólogo ya entrado en copas fue a saludar y no me soltaba la mano, me pareció muy incómodo y le dije a mi amiga que nos fuéramos.
Me dejó cerca de la casa.
Para llegar a casa tenía que atravesar una explanada, al ir caminando escuché un estruendo, era un auto lanzando las luces altas, era el tipo, nos siguió hasta mi casa.
En ese momento sentí un pánico tremendo. Entre corriendo a la casa.
Y le dije a mi hermano:
Si viene alguien a tocar la puerta, ¡no le abras! No le habrás a nadie.
Yo tenía 23 años, mi hermano 17.
Así mi miedo, sentí como si me hubiera resguardado detrás de mi hermano.
¿Pero de que? ¿Porque sentía miedo? ¿Como un tipo ebrio se sentía dueño de acercarse así e intimidarme? Yo jamás di pie a nada con él.
Por la ventana vi como se subió a la explanada, era una camioneta de llantas enormes y se paró frente a la casa haciendo mucho ruido y las luces altas.
Quizás fueron solo unos minutos, pero me pareció eterno.

Sentía miedo, vergüenza, culpa.

En ese momento no sabía nada del tema acoso, no entendía que pasaba.
Al fin se fue.
Solo lo comenté con mi amiga y me apoyo en que era incorrecto lo que él hizo.
Sin embargo, opté por callar y evitarlo al máximo.
Afortunadamente, jamás se presentó otra situación así.
Termine el servicio social.
Cuántas historias así o peor?
Vaya estás historias para los próximos candidatos, hay mucho que reparar en el país y hasta hoy ningún político ha cumplido ni le ha hecho justicia a los médicos.

No queremos aplausos, tampoco el título de héroes.
Queremos una beca digna y se garantice seguridad para médicos internos y pasantes.

Queremos una agenda política que incluya el bienestar del gremio.

A Mariana la violentó una persona que se creía con derechos sobre su cuerpo, que se siente inmune a la justicia, porque sabe de las deficiencias de la misma.

La violentó el sistema de salud y el sistema educativo. Al no tomar cartas en el asunto.

La violentaron las personas que la vieron regresar y no la protegieron.
Todos son culpables.

Queremos #JusticiaParaMariana
#JusticiaParaTodos
#NiUnaMenos #NiUnaMas
#Niunmedicomenos

 


Dra. Arlene Díaz

Esta es una cuenta de difusión científica. Encontrará sarcasmo, analogías, humor negro. PodsexconArly en Spotify, anchor y Apple podcast.

Artículos relacionados

9 de Marzo, día de callar para levantar la voz.

El Paro Nacional de Mujeres no surge de la terquedad ni de un elemento inalcanzable, surge de la verdadera necesidad y de la voluntad de cambiar las cosas.

PARO NACIONAL DE MUJERES

40 por ciento de los feminicidios ocurrió en su hogar por su pareja, 9 de cada 10 delitos quedan impunes (INEGI). Si al menos esta violencia pudiéramos prevenir con información


© Derechos reservados CNXS. Diseñado por RedBee.
Back to Top