• Home
  • Opinión
  • ¿Como será recordado el sexenio? Parte 2: Decepción.

#DesnudadndoLaIneptocracia

¿Como será recordado el sexenio? Parte 2: Decepción.

La gente empieza a ver que se les mintió, lo que viene no es agradable, es mucha decepción.
| Opinión
Decepción

Una de las cosas que más capitalizó el actual gobierno para llegar a la cima fue la decepción.

No desde el punto de vista del enojo sino desde el engaño.

¿Como será recordado el sexenio? Parte 1: Mentiras.

La gente se sentía defraudada por los gobiernos y los gobernantes anteriores, aunque vieran o sintieran beneficios ya no era posible aceptar sus abusos.

La decepción es una emoción poderosa y está tan pareada a la esperanza que la línea entre cada una puede ser más difusa de lo que puede considerarse en un inicio.

La decepción y el manejo de la misma generó descontento, pero es una molestia irracional, la gente no sabe bien qué es lo que le molesta sólo sabe que no está de acuerdo.

Es aquí donde las masas se vuelven útiles, moldeables es en este momento en que las mentiras repetidas mil veces se vuelven verdades.

Esta emoción fue utilizada como mazo para golpear la molestia en general, de esta manera la gente se vuelve  al mismo tiempo martillo y yunque que moldea a golpes la mentalidad de los no creyentes. Una vez creada la molestia y liberada la decepción se repiten las mentiras, poco a poco estas encuentran terreno fértil y transforman.

El teléfono descompuesto es extremadamente útil para los desinformadores.

Pero la decepción es sólo la primera parte, la esperanza derivada de otra propuesta alterna aunque sea incongruente y amorfa será suficiente para una masa encolerizada y sombría.

La esperanza se dejó salir de la caja de pandora y se hizo con todo el conocimiento del daño que  causaría.

Pero dados los hechos, ¿por qué la gente sigue esperanzada?, ¿por qué la gente decide volver a creer ciegamente en los mismos modelos, personajes, mañas y actos que los decepcionaron en un principio?, ¿por qué deciden creer la mentira de que son diferentes personajes ya que claramente son los mismos?

Esto es porque la esperanza sigue, está vigente y otorga el impulso para evitar pensar en un posible error y seguir justificando su decisión, aunque esta se haya tomado con el hígado y con información manipulada. La gente prefiere el seguir con el petate del muerto que aceptar la equivocación que cometieron.

Pero la esperanza no sobrevive por siempre, los hechos tienen esa particularidad de escabullirse fríamente y mermar toda posibilidad futura.

Así está quedando ante un gobierno que no cumple, que muestra ya su verdadera cara y la gente poco a poco ve que sus condiciones son aún peores.

La Decepción llegará y pronto, pero sólo si es posible contrastar, si es posible ver que unos cuantos pesos en una tarjeta clientelar no es mejor que lo que tenían antes, la realidad en que viven sin filtros de esperanza mal causada cada vez más se filtra como el lixiviado en una bola de basura.

La tasa de muertos, de contagios, los inventos ante la escaces de vacunas, de medicamentos, el alaza en precios y la pérdida de oportunidades es cada vez más común, afecta a cada uno de nosostros y es cada vez más visible.

Hoy vemos entre apagones y muertos que la realidad es otra, pero hay varios que se aferran a esa esperanza, peor los golpes más fuertes son los que llegan de una altura muy grande.

En la rebelión en la granja de George Orwell los animales decidieron pintar sus “mandamientos” en una pared para que consultaran cada vez que tenían dudas, los borregos no confiaban en su memoria y acudían a menudo para leer los mandamientos. Lo que ellos no sabían era que estas reglas eran borradas y cambiadas a voluntad muy a menudo por la clase gobernante.

El Internet, la TV y los medios masivos cumplen esta función, modelan las reglas y la realidad para mantener esa esperanza andando, crear el combustible que alimenta la necesidad de creer y que hace que la decepción no regrese.

Y creen que eso les funcionará siempre ya que saben que la realidad muerde muy duro y necesitan moldear la verdad a su antojo.

Es casi imposible hacer que un seguidor del Gobierno vea y piense de una manera diferente a la inculcada, pero recuerda que aunque empezaron siendo 30 millones esa cifra baja cada día y cada uno que deja de creer es uno que jamás recuperaran.

La decepción es poderosa.

No hay persona más activa que alguien que fue profundamente decepcionada.

Ellos jugaron con las emociones y no hay dolor más grande que el de alguien que perdió la esperanza.

No hay decepción más grande de saber que se equivocaron y que jugaron con ellos.


@PiperThread

Enamórate de mis palabras no de una imagen. No soy más que mis palabras. #CoffeeLover Columnista en @CNexiones, síguenos y léenos. #𝐕𝐚𝐥𝐪𝐮𝐢𝐫𝐢𝐚

Artículos relacionados

Accountability:  Sobre el gobierno que no toma responsabilidad

El término anglosajón “accountability” se utiliza para designar cuando la responsabilidad sobre un acto o una tarea cae sobre una persona o un organismo en específico. Se utiliza más que nada como “tomar responsabilidad” o “Hacerse resp...

Confianza, y como cada vez hay menos.

En el libro del mismo nombre el famoso economista Francis Fukuyama propone una tesis simple: La prosperidad de las naciones tiene como base la confianza

¿Como será recordado el sexenio? Parte 1: Mentiras.

Es difícil que en unos años no se recuerde a este sexenio como el de las mentiras y las cortinas de humo.

¿Cómo será recordado el sexenio? Parte 3: Desesperación.

Después de las mentiras viene la decepción y por último, la desesperación.


© Derechos reservados CNXS. Diseñado por RedBee.
Back to Top