No dejes que otros elijan por tí.

Abstencionismo: El enemigo por vencer.

By Ale Leon
Ningún resultado electoral tiene legitimidad mientras la mayor parte de la gente no salga a ejercer su voto.
| Opinión
Abstencionismo: El enemigo por vencer.

“El voto es la forma más elemental de participación de que disponen los ciudadanos, sin embargo; la abstención electoral es una constante en los países como México”.

La participación ciudadana es medular para la vida democrática de un país, los ciudadanos somos el actor principal de la vida política, junto con sus derechos y obligaciones y que tiene una relación significativa en la emisión del voto como parte fundamental contra el abstencionismo

Sin participación ciudadana, no hay democracia, sin democracia no hay una forma de gobierno justa para vivir en armonía, ya que la participación de cada uno de nosotros es el factor que materializa los cambios y se puedan alcanzar los objetivos comunes entre gobernantes y ciudadanos con base al diálogo de ambas partes.

Es el deber de los ciudadanos de votar en las elecciones, poder designar a las personas que habrán de gobernarnos, y poder evaluar el desempeño de sus instituciones por eso la gran importancia que tenemos los ciudadanos mexicanos de ejercer el derecho al voto.

La participación ciudadana debe ser una preocupación primordial para la democracia, los últimos años en México deben asumir como verdadero que la caída en la participación electoral es un síntoma de decadencia de una sociedad democrática. En esa perspectiva, la esencia de la democracia se sostiene en la habilidad de la ciudadanía para seleccionar a sus propios líderes mediante el voto.

En una democracia asociamos a la ciudadanía un deber cívico o moral de votar, cuando nos abstenemos de hacerlo se traduce en la apatía participativa ya que muestra un porcentaje de los votantes sobre el total de los que tienen el derecho de voto.

Razones del abstencionismo

Votar no es una actividad sin costo; su costo es mínimo, pero lo tiene:

  • El tiempo y el esfuerzo de ir a registrarse.
  • El tiempo y el esfuerzo de ubicar e ir a la casilla el día de la elección.

En primer lugar, debemos enfrentar el hecho de que no todos los ciudadanos inscritos en el padrón votan, por lo que deben existir una o varias razones para ello:

  • Cambio de residencia o domicilio no registrado ante el INE lo que ocasiona que no acudas a votar por lejanía.
  • Credencial de elector caduca
  • Pandemia
  • Problemas ocasionados por desastres naturales
  • Intimidación de grupos armados
  • Mal estado de salud y/o hospitalización
  • Accesibilidad y/o movilidad para ciudadanos con capacidades diferentes, adultos mayores, etc.
  • Desinterés para sumarse a la información mínima que permita distinguir entre los candidatos.
  • El escepticismo respecto al nivel de consentimiento en el sistema actual y por consiguiente la falta de información de las propuestas de los candidatos, el descontento o la resignación al sistema político y no encuentran un argumento que los movilice en uno u otro sentido, por lo que se abstienen de votar.

En México, en las elecciones del 2018, a pesar de que Andrés Manuel obtuvo el triunfo más holgado en 30 años, no se rompió el record de participación. Ahora bien, creo que es necesario que estas elecciones salgamos a votar, ya quedó demostrado que Andrés Manuel, no es presidente por haber ganado con votos, sino por la abstención que hubo.

En las elecciones, el abstencionismo puede ser una un arma de dos filos para los partidos que compiten ya sea provocándolo o combatiéndolo según les favorezca o les perjudique en su búsqueda del triunfo.

Algunas de estas estrategias electorales pretenden restar votos a la oposición fomentando el abstencionismo desacreditándolos con las famosas campañas negras, o generando un ambiente de violencia, provocando desilusión o temor y no acudan a las urnas ese día de la elección.

Si ponemos atención a la toma de decisiones de Andrés Manuel, durante estos meses previos a las elecciones todo pareciera indicar que su apuesta es de nueva cuenta al abstencionismo para poder seguir manteniéndose en el poder. También estamos conscientes de que algunos candidatos de la coalición Sí por México no son las mejores opciones, pero sí las únicas y por ende nuestro voto será la manera de exigirles día a día nos rindan cuentas de sus acciones.

Este año, tenemos que marcar la diferencia, ser el parteaguas para una verdadera transformación del país, y para eso necesitamos salir a votar. Debemos de dejar la apatía por ser mas participativos en la vida política de nuestro país, eso nos ha llevado a donde estamos hoy en día, tenemos que ser ciudadanos políticos para que dejen de vernos la cara en cada elección.

¿Vamos a seguir permitiendo que nos pidan el voto sin estar al pendiente de que es lo que hacen ya estando en el puesto? ¿Vamos a seguir permitiendo que Andrés Manuel y la Cámara de Diputados sigan modificando leyes que, en lugar de beneficiarnos, solo beneficien a algunos y demos pasos para atrás en lugar de avanzar?  Claro que no, este 06 de junio, sal a votar.

#VaPorMéxico


Ale Leon

“Vivimos mientras nos renovamos.” Orgullosamente Mexicana y Tamaulipeca.

Artículos relacionados

Hablemos de las elecciones de 2021.

Como oposición nos hemos volcado en la defensa del  @INEMexicoporque pensamos que será el único factor que va a influir en la decisión¿Están seguros que ésta institución es la única que va a ser decisiva para nuestro futuro?¡Ingenuo...

El voto útil puede salvar a México

Ha comenzado el proceso electoral federal 2020-2021. El próximo año estarán en disputa 21,000 cargos de elección popular. Se elegirán

Voto, anulación y abstencionismo.

El voto es un derecho y una obligación, no emitirlo o hacerlo de manera negligente es casi lo mismo.


© Derechos reservados CNXS. Diseñado por RedBee.
Back to Top