#ElOcasoDelCacique

Empieza el derrumbe.

By @SergioRenovado
Decisiones radicales, los errores y las mentiras se cumulan y se toman medidas desesperadas.
| Opinión
Empieza el derrumbe.

Decimo sexta entrega de: El Ocaso del Cacique.

No te pierdas la parte anterior aquí:

Todo se arregla... Tras bambalinas.

¿Que quiere hacer?

-Mario se va todos los jueves a su suite en Acapulco. Creo que va a sufrir un accidente…

Jesús arqueó las cejas. Aún no digería del todo las más recientes decisiones de su… ¿amado aún? Líder y ahora llegaba a esto. No justificaba del todo lo sucedido a Juan y al Seco pero comprendía que quienes forman parte de su núcleo íntimo le debían al Líder absoluto compromiso, sumisión plena (hasta la indignidad) y operar de manera intachable. para mantenerlo sólido. Y en eso fallaron de alguna forma tanto el hermano como el ajusticiador. Pero de eso a atentar de manera directa contra la vida de un extraño al círculo, figura emblemática entre los medios informativos a nivel nacional y que no tenía compromiso personal alguno con ellos, había una enorme diferencia… La persona, su influencia, la opinión pública siempre acostumbrada a apoyar el lado débil de la ecuación.

Suspiró. Tenía que convencer al líder ya no por cuestión moral (Jesús ya no consideraba siquiera esa palabra en su repertorio) sino por razón de las consecuencias. A pesar de los últimos desaires y auténticos desprecios que había recibido, debía intentarlo una vez más… Por el bien del líder… Y de él mismo.

-Licenciado… Eso es un exceso… Me parece que…

- ¡Ya te he dicho que tu opinión me viene guanga!

-Licenciado… Escúcheme… Mire… las consecuencias serían catastróficas

-Ahí está la diferencia entre tu y yo… Por eso nunca podrás pasar de perico perro… ¿Qué sabes de consecuencias? ¡No tienes ni la más mínima idea!

¿En serio? ¿Eso creía? En un flashback de segundos pasaron por la mente de Jesús los cientos de casos en que el líder había medido mal, de manera desastrosa, las consecuencias de sus actos y de sus decisiones. Desde los dichos grabados y twitts escritos de cuando era candidato hasta sus actos como gobernante de la nación. Algunos tuvieron un efecto leve, como el caso del “Cállate Chachalaca” y la veda electoral que exigió entonces pero que ahora había tenido que aguantar. Pero otros, como su crítica al manejo de la pandemia por el odiado antecesor de derecha que el mismo líder operó de manera desastrosa, la oscuridad en el manejo del gasto, el manejo torpe de la economía, la cancelación de megaproyectos relevantes pero la generación de otros por capricho, la corrupción rampante en todas las esferas de su gobierno, el amiguismo o abierto despotismo, la aberrante auto victimización, la militarización, las vendettas personales o el enorme culto a su personalidad que exigía a todos y en todo…. Era esto último lo más difícil de lidiar para Jesús.

-Si la tengo. Y la tenemos muchos. Se lo hemos dicho en las juntas, en las reuniones, pero usted…

- ¡Y hasta crees que me importa lo que digan! ¡SÓLO YO SE COMO DECIDIR! Todos son una bola de gatos… ¡Me tienen hasta la ma…

Un jingle… Una musiquita conocida resonó de repente desde la computadora que, contrario a lo solicitado por el líder, Jesús no atinó a apagar. Ambos voltearon a la pantalla e instintivamente se acercaron a ella. Varios años atrás, la música era casi celestial para ellos pues anunciaba el inicio del programa cómico político de un locutor vestido de payaso que era afín al líder en aquel entonces, pero cayó en desgracia de todos cuando tuvo la desfachatez de objetar y aún criticar su gestión. Por la presión ejercida desde Palacio, el locutor fue despedido del sistema informativo de Emigdio y anduvo deambulando en redes hasta que se asoció en privado con Mario y, como él, ahora era un autentico dolor de muelas. Su audiencia se contaba por millones en la web. ¿Con qué saldría ahora?

-Pequeños y Pequeñas… ¿Cómo están? ¿Qué tal su tarde o noche? ¿Todo bien en sus casas, en sus oficinas… si es que aún las tienen? Porque de seguro que, cómo sea, les está yendo mejor que a cierta familia que vive ahí por el Zócalo… No pasan de una cuando ya se meten a otra por…ca miseria que sucede por los rumbos del poder. Así que hoy, queridos todos, les contaré un cuento sobre los últimos días de este… Le magnifique… L’unique (zas, me salió el francés) personaje tan querido por todos. Así que… Al regresar…  ¡“Las AnTranzas de Pintoño”! Perdón, perdón… ¡Pinocho! Versión del Cuento de Collodi con una adaptación de un autor mexicano, recientemente desaparecido… El Seco

Siguieron anuncios en la pantalla… Y un silencio de plomo en el salón donde estaban. El líder le dio un enorme sorbo a su copa. Jesús se levantó y, sin pedir el permiso que acostumbraba, dio media vuelta y se fue al balcón. Prendió un cigarrillo de importación, dio una aspirada profunda y se quedó mirando hacía Catedral. Al poco rato escuchó el suave cojear del líder. Su voz casi sonó a murmullo cuando preguntó:

- ¿Cómo lo ves?

-Del carajo

- ¿Sabías de esto?

-No… Pero no me extraña… Están cerrando el cerco cada vez más… Ya no tengo mucho margen para maniobrar en los medios. Hasta nuestras cuentas de Twitter están rebasadas por los inconformes. Pa´ acabarla de joder, el rating de esos dos está por las nubes… Muy por encima de las telenovelas, informativos y pendejadas que transmiten Gerardo y Emigdio… Esto nos va a pegar con mad…

Volvió a sonar la música. Jesús aventó el cigarro a la calle. Se volvieron a acercar a la pantalla. El locutor inició su parodia. Verdades trastocadas con talento, palabras altisonantes, pero no llegando a la majadería, un modo de relatar muy llamativo que hacía fácil imaginarse al personaje de ficción actuando en la realidad actual. Aunque les pesara a ambos el reconocerlo, las parodias de Héctor eran muy, muy buenas. Lo grave es que había hecho múltiples alusiones a los textos del Seco. Muchos medios y seguidores oficialistas demeritarían el contenido, más el impacto en la opinión pública sería brutal. Y vino el remate… brutal…

-Moraleja: Recuerda Toño que eres solo un pin… e presidente y que, ahorita, ya estás hasta el fondo de la ballena… ¡Saleeeee!

Ahora Jesús sí acertó en apagar el aparato. Malhumorado, volvió a la carga

-Y qué… ¿También quiere cargarse a Héctor el fin de semana?

El líder levantó la mirada. Su voz volvió a ser hosca

-No jodas

-No jodo… Pero necesito que escuche… Que ME escuche… No podemos meternos con ese grupo… Son vacas sagradas (perdón)… Son casi intocables. Recuerde lo que tuvimos que cederles a Emigdio y a Gerardo para que aplacaran a estos y a Xavier. Lo mismo paso con Tere… con Caro… con Checo… Llevamos más de 30 periodistas controlados de una manera u otra pero que siguen ahí, jalando marca, jalando reflector. Lo que menos necesitamos es hacerlos víctimas… Ese es nuestro papel…

- ¿Qué estás insinuando?

Jesús tragó saliva. El subconsciente le había traicionado. Trató de corregir

-Digo. Que nuestro papel es y será el seguirlos controlando, pero por otros medios más sutiles, menos agresivos que el que usted propone

-Sigo creyendo que tanto trato con Jenaro te ha ido ablandando, Jesusito. ¿Qué no ves cómo andan esos dos? ¿Cómo quieres calmarlos? ¿Les vas a mandar chocolates o flores? ¿Vacunas tal vez?

Si era complicado aguantar sus insultos, más lo era soportar su sarcasmo. Jesús recordó la misión que se fijó cuando aceptó seguirlo: protegerlo contra todo y contra todos… Incluido él mismo.

-No. Creo que le haré caso con lo de los youtuberos y los patrocinadores… Pero con mucha discreción. Para la próxima semana ya tendremos algo de control de daños

-La próxima semana son las elecciones

-Ya lo sé. Pero no podré darle resultados antes… No los que necesitamos

-Te oí y estás mal. Esos dos son como yeguas broncas. Necesitan un buen fuetazo para controlarse

Jesús hizo un esfuerzo enorme por no contestar ante esa evocación equina. Por lo visto también el líder tenía fallas en su control del subconsciente

-Si me deja… Podría mandarles un mensaje fuerte y claro, a través de un amigo mutuo

- ¿Qué amigo?

-Berriozábal

El aludido era un gran empresario de medios y de espectáculos, conocido por todos y favorito del secretario del ramo Cultura y Turismo, de quien había recibido varias adjudicaciones para apoyar el proyecto Ferroviario del sureste. En algún momento de su trayectoria fue jefe o productor de los programas de Mario y Héctor, con quienes mantenía mucha cercanía. Gracias a ello, no había sido tocado por sus reportajes, criticas o alusiones

-Mmmm… Y… ¿Es confiable?

-Si. Está ahora esperanzado en que le demos la concesión para el parque recreativo que se instalará frente al aeropuerto “Ángeles”. Usted ya le había pedido al secre Martínez que le diera chance de quedarse con esa rebanadita

- ¡Rebanadota!

-Okey. Rebanadota. El caso es que es más de acá que de allá.

-Y… ¿Qué les diría?

-Que le bajen de aquellos porque si no…

-Es lo mismo

-No Señor. Solo les va a insinuar… No habrá sangre en esto

Un toquido en la puerta suspendió el intercambio. Escucharon la voz del jefe de seguridad

- ¿Se puede?

-Adelante (dijo el líder)

-Señor… Llegó su visita

-Ah sí… Que pase

Y entro el personaje. Su enorme figura, brazos musculosos, barba crecida y cabeza rapada lo hacían inconfundible. A diferencia de los videos en donde transpiraba agresividad, en persona y ante la presencia del líder parecía más bien un perro San Bernardo afable.

-Hola Pelochas. ¿Ya conocías a Jesús?

-No. ¿Cómo esta, Señor Jesús?

La misma voz de cascabel ronco. Se saludaron con una leve inclinación de cabezas.

-Mira Jesús. Le he pedido al Pelochas que viniera… Tras la baja que tuvimos para el manejo de Casos Especiales, necesitábamos a un operador igual de eficiente que el anterior, pero menos… pndejo. Pelochas: Cada que te necesitemos, Jesús o yo te daremos las instrucciones, pero me vas a reportar siempre a mi cuando acabes lo que te pidamos. ¿Entendiste?

-Si Señor. Está claro

-Jesús te va a dar todos los papeles que necesites para trabajar. Credenciales, acreditaciones, oficios. Ya no te quiero haciendo videos a lo wuey ni yendo a mítines o manifestaciones. Ya el secretario Martínez se encargó de desaparecer todos lo que hiciste

-Ta bien señor. Ya no los haré

-Pero conserva las armas. Las vas a necesitar algunas veces

-Gracias señor

-Que bien. Mira… Lo primero que vas a hacer es irte a Acapulco a la casa de un tipo que nos está fregando la vida. Un tal Mario. ¿Lo conoces?

Jesús había estado silencioso… A la expectativa… Hasta ese momento… Era más de lo que podría aguantar. Ya no se pudo contener. Todo tenía un límite y su líder… Ya no merecía su respaldo

-Sabe que Señor… Si a esas vamos… Ya nos vimos. Desde este momento, he decidido dejar de trabajar para usted. Hasta nunca.


@SergioRenovado

Coach, abogado y poeta #VxM #GuardianesXLaDemocracia #RedMasUNO

Artículos relacionados

Todo se arregla... Tras bambalinas.

¿Qué pasa por la mente de un líder… en los momentos clave? ¿Cuál es su sentir cuando le suceden crisis una tras otra? ¿Cómo lidiar con problemas ajenos a él? ¿O provocados por él? Esta noche, en una edición más de Mexic-Us, haremos un br...


© Derechos reservados CNXS. Diseñado por RedBee.
Back to Top