¡Feliz, feliz… Feliz!

By Ale Leon

La felicidad es un concepto complejo que ha sido abordado desde muchas perspectivas. Este concepto ha tenido distintos enfoques de acuerdo a las distintas ciencias, la filosofía, psicología (satisfacción de necesidades Maslow, virtud, satisfacción con la vida y afectos positivos) y economía

| Opinión
¡Feliz, feliz… Feliz!

La felicidad es un concepto complejo que ha sido abordado desde muchas perspectivas. Este concepto ha tenido distintos enfoques de acuerdo a las distintas ciencias, la filosofía, psicología (satisfacción de necesidades Maslow, virtud, satisfacción con la vida y afectos positivos) y economía

(el bienestar subjetivo auto declarado por los individuos, más allá de buscar una definición exacta de lo que es felicidad, se encarga de estudiar cuáles son los factores que afectan a los niveles de felicidad de las personas)

Hoy en día, medir la felicidad para algunos políticos como Andrés, son la excusa perfecta para seguir sin rendir cuentas de Salud, Educación, Cuidado al medio ambiente, combate a la corrupción, Seguirdad ciudadana, Desarrollo económico, por mencionar algunos.

“La felicidad verdadera es estar bien con uno mismo, esa es la verdadera felicidad. No los bienes materiales, no la fama, no los títulos (...) estar bien con el prójimo. Amor y paz”.

Andrés Manuel López Obrador

Imagen2

Medir la felicidad, tiene como principales parámetros el PIB per cápita, la esperanza de vida saludable y el apoyo social ,y en un país como México, aunque queramos hacerlo, la riqueza material no tiene una relación directa con la felicidad, ello solo lo es porque nos comparamos con la gente que nos rodea y una vez que las necesidades primarias están cubiertas, las medidas políticas para que los ciudadanos seamos más felices deberían dejar de centrarse en el crecimiento económico medido por el Producto Interno Bruto

Existen estudios que destacan la importancia que tienen las relaciones sociales que se caracterizan por la confianza, la generosidad y la identidad social compartida, en el nivel de felicidad e inciden en que la vida social, basada en la idea de satisfacer su sociabilidad a través de su pertenencia y participación en tu círculo social, es determinante para la felicidad.

Según estos estudios, si los estados quieren contribuir a la felicidad de sus ciudadanos deben procurar que las políticas se diseñen y se ejecuten en forma que protejan e enriquezcan esos valores sociales, un tanto intangibles, como lo es la propia felicidad.

El primer intento formal de orientar las políticas públicas hacia la consecución de la felicidad tuvo lugar en 1972 en Bután cuando Jigme Singye Wangchuck se convirtió en rey y decidió que la medida más apropiada para evaluar la calidad de vida y el progreso social era la felicidad, por lo que acuñó el término Felicidad Nacional Bruta (FNB), y en el 2008 se especificó el objetivo de la búsqueda de la felicidad a través de la creación de una medida multidimensional.

Según esta medición, la ‘felicidad’ refleja la creación de condiciones que les permitan a las personas alcanzar un mayor bienestar de manera sostenible. De ahí que “la felicidad debe ser percibida como un bien público y el progreso no debe ser visto exclusivamente a través de aspectos económicos, sino que también a través de perspectivas espirituales, sociales, culturales y ecológicas”

En el 2011, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó una resolución en la que invitó a los países miembros a medir la felicidad de sus habitantes y a utilizar esta medida para guiar sus políticas públicas, dando seguimiento a esta invitación en el 2012 a través de una reunión llamada “Felicidad y Bienestar” decidiendo este mismo año, elaborar y publicar el primer Reporte de la Felicidad Mundial  En estos reportes no se incluye una definición clara de qué se entiende por felicidad; a pesar de ello, se procura identificar cuáles son los principales determinantes de la misma en las distintas sociedades del mundo. En los dos últimos reportes se consideran los siguientes determinantes o factores –los cuales son explicados con detalle más adelante–:

 PIB per cápita  Libertad percibida para tomar decisiones de vida  Apoyo social  Generosidad  Años de esperanza de vida saludable  Percepciones de corrupción

Imagen3

Fuente: https://es.theglobaleconomy.com/Mexico/wb_corruption/

López Obrador pretende medir la felicidad sustituyendo al PIB nacional y el PIB per cápita, pareciera que quiere un indicador para saber si dentro de su austeridad podemos ser felices.

Ya se dio cuenta Andrés Manuel, que su sexenio corre el riesgo de ser un sexenio que solo ha tenido resultados en crecimiento bajo , es por eso, la apuesta máxima a incrementar sus programas clientelares como Jóvenes construyendo el futuro, Pensión para el bienestar de personas adultas mayores, Pensión para el bienestar de Personas con Discapacidad con el aumento a el número de becarios en todo el país, ¿Sabes por qué? Porque tu felicidad, no es igual  a mi felicidad, ni a las personas que se encuentran en el índice de pobreza y pobreza extrema.

Sígueme en Twitter: @AlesitaMomoy

 


Ale Leon

“Vivimos mientras nos renovamos.” Orgullosamente Mexicana y Tamaulipeca.


© Derechos reservados CNXS. Diseñado por RedBee.
Back to Top

¿Te gusta lo que ves?

Pulsa los botones de abajo para seguirnos ...