Dependencia.

"Regala un pescado a un hombre y le darás alimento para un día, enséñale a pescar y lo alimentarás para el resto de su vida." Esta simple frase nota la diferencia entre dos sistemas antagónicos de gobierno.

Un país tan grande como México ha llegado a ser lo que es no debido a un gobierno, sino a pesar de él

| Opinión
Dependencia.

"Regala un pescado a un hombre y le darás alimento para un día, enséñale a pescar y lo alimentarás para el resto de su vida." Esta simple frase nota la diferencia entre dos sistemas antagónicos de gobierno.

Un país tan grande como México ha llegado a ser lo que es no debido a un gobierno, sino a pesar de él

y más que nada debido al aprovechamiento de la capacidad de la gente. Para aquellos que vivimos y recordamos el final de la década de los 1980s tal vez tengamos en mente los anuncios de “empleate a tí mismo”, esa era uno de los programas que buscaban apoyar a los emprendedores debido a que el país estaba sumido en una fuerte crisis y una de las maneras de aprovechar todas las capacidades posibles era alentar al ciudadano común a participar en la economía, la productividad y la creación de empleo.

Esto es el liberalismo, busca crear las condiciones para que cada uno de nosotros participemos en nuestro bienestar colectivo.

El populismo en cambio busca cerrar esas oportunidades, busca la manera de darle a cada quien los pescados que considere correcto con el pretexto de la igualdad, pero con la intención acumular, recordemos que "Quien parte y comparte se queda con la mayor parte".

El gobierno populista solo muestra una parte de la historia, habla de abusos, corrupción y desigualdad y a través de estos males propone soluciones parciales y ventajosas para sí mismos.

Ellos quieren repartir los pescados a su voluntad, pero lo más importante es que quieren que la gente olvide como pescar para ser la solución a sus problemas.

La mayor herramienta de este tipo de administración es la dependencia. Cuando el gobierno ostenta un poder sobre cada aspecto básico crea el miedo de la pérdida y a las repercusiones.

¿Cuántas plazas de aviadores fueron creadas por sindicatos amañados? ¿Cuánta gente vota considerando el compromiso que obtuvieron cuando consiguieron ese trabajo?, ¿cuánta con miedo de que le retiren la ayuda económica? O aprovechando el “anillo al dedo” ¿cuánta gente votará con miedo de que no obtengan la vacuna?

Los gobiernos opresores son los que fomentan el miedo y el sometimiento de su gente, coartan libertades y manipulan el discurso para hacer creer que el bienestar de la mayoría se encuentra en el mal de otros.

La lucha de clases es cosa del pasado, aunque es innegable que parece injusto que algunos tengan capitales descomunales, estos medios son los que realmente crean las condiciones para que haya trabajo remunerado y mejoría para otros.

Ahora también, aunque dan el salto sin argumentos de que al haber votado por un gobierno esto es sinónimo de pueblo y que los bienes que administra el gobierno los hacen propiedad del “pueblo”, esto es solo palabrería para que la gente no registre el abuso del gobierno con los impuestos y el dinero de la gente, consultan intrascendencias y deciden para sí mismos.

En los últimos dos años el gobierno de Andrés López ha llevado la dependencia a un nuevo y descarado nivel.

El narcotráfico trabaja directamente y en conjunto con ellos para mantener a la gente con miedo y subordinado al trabajo ilegal así como la aspiración económica de las clases más ignoradas. Ciertamente México ha sido ha pactado con ellos por décadas, pero hoy esto llega a niveles descarados al no haber ninguna estrategia de combate al mismo ni si quiera a una facción y de hecho el ejército se ha convertido en el chalán de los mandados domésticos con la intención de mantenerlo ocupado, desviado y sobornado.

La caída en la economía también tiene este objetivo, destruir las fuentes de empleo formal para fomentar el impacto de los programas clientelares dentro del ingreso familiar y el miedo a perderlo.

La destrucción de la cadena de suministro de medicamentos, por último, busca secuestrar la salud de los mexicanos y hacer los gobiernos estatales dependientes de la distribución central y más aún con la vacuna del COVID.

Es claro que este gobierno no quiere que la gente aprenda a pescar, ¿por qué lo hacen? Simplemente porque nadie puede ignorar a aquel que es la única fuente de ingresos, seguridad y salud.

Ya era peligroso tener la economía y la seguridad secuestradas, pero que ahora utilicen la salud durante una pandemia como medio de control es simplemente inhumano.

Esos son los pasos que decide tomar López para mantener su posición, recordemos que él hizo todo para llegar, prometió, mintió, dividió y pactó para ser presidente y de igual forma  hará todo para quedarse.

Sígueme en Twitter
 
 

Lee también mis otras publicaciones

 


@PiperThread

Enamórate de mis palabras no de una imagen. No soy más que mis palabras. #CoffeeLover Columnista en @CNexiones, síguenos y léenos. #𝐕𝐚𝐥𝐪𝐮𝐢𝐫𝐢𝐚


© Derechos reservados CNXS. Diseñado por RedBee.
Back to Top

¿Te gusta lo que ves?

Pulsa los botones de abajo para seguirnos ...