Aumento de salario mínimo generará desempleo.

Resulta que la Cuarta Transformación (4T) está plagada de buenas intenciones, pero con pésimos resultados.

Claro que todos quisiéramos tener buenos salarios, acordes a la función que desempeñemos dentro de una organización. Pero aumentar el salario mínimo en el marco de la peor crisis económica que ha vivido México desde 1932, resulta contraproducente,  y sólo generará inflación y pérdida de empleo.

| Economía
Aumento de salario mínimo generará desempleo.

Resulta que la Cuarta Transformación (4T) está plagada de buenas intenciones, pero con pésimos resultados.

Claro que todos quisiéramos tener buenos salarios, acordes a la función que desempeñemos dentro de una organización. Pero aumentar el salario mínimo en el marco de la peor crisis económica que ha vivido México desde 1932, resulta contraproducente,  y sólo generará inflación y pérdida de empleo.

En un hecho inédito, la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) aprobó por mayoría −y no por unanimidad, como siempre había sido−, un incremento del salario mínimo de 15 por ciento para 2021.  El sector patronal fue el que en esta ocasión votó en contra de ese incremento.

Y es que, si las empresas son obligadas a aumentar el salario mínimo por encima de la productividad o ventas –las cuales han caído a mínimos, ante las medidas de sana distancia, semáforo rojo e incertidumbre- estarían obligadas a hacer recortes de personal.

También pueden dejar el país para evitar el pago de este aumento, dejando familias sin ingresos, como ocurrió con quince maquiladoras en Tamaulipas en 2019.

Para poder otorgar el incremento obligatorio del salario mínimo, en un ambiente de baja actividad económica, las empresas se ven obligadas a recortar sus planes de contratación o inclusive llevan a cabo despidos.

Para que aumenten los salarios es necesario que crezca la economía. Y para esto es necesario tener más inversión y creación de empresas por un lado, y por el otro, que haya una mano de obra especializada.

Es decir, debe haber más empresas y no menos, que compitan por la mano de obra, pues los empresarios buscan pagar más a sus empleados, porque si no lo hacen, su competencia le ofrecerá mejoras salariales a sus empleados y se los llevarán .

Para esto, el gobierno debe dar confianza y certidumbre a la iniciativa privada, pues crear empleos es difícil, pero perderlos es sencillo para esta administración.

Por otra parte, los incrementos extraordinarios pueden llegar a tener consecuencias muy graves en la inflación, pues estos costos pueden ser parcial o totalmente transferidos a los consumidores vía aumentos de precio, dado que los incrementos en el salario no están ligados con aumentos en la productividad de los trabajadores.

Así, habrá aumento en el salario mínimo, pero desempleo y quizá alza de precios, lo que terminará perjudicando a los trabajadores a los que la 4T busca ayudar.

Sígueme en Twitter: @Lauraresendizv


@Lauraresendizv



© Derechos reservados CNXS. Diseñado por RedBee.
Back to Top

¿Te gusta lo que ves?

Pulsa los botones de abajo para seguirnos ...